El nuevo Bono Social

BONO SOCIAL, ¿QUÉ ES? ¿CÓMO FUNCIONA?

población económicamente vulnerable
El bono social es una ayuda para aquellos colectivos con problemas para sufragar el suministro de luz.

¿Qué es el Bono Social?

El bono social es la estrategia del Estado español para intentar garantizar el suministro de luz a todas las viviendas del país. Fue impulsado inicialmente en el año 2009, siguiendo con la corriente de medidas redistributivas del resto de países europeos. En el año 2013 se realizó la primera reforma, aunque las exigentes restricciones y falta de difusión provocaron que no cubriera ni a la mitad de la población a la que iba dirigida. En esta última reforma, que ha entrado en vigor a principios de octubre de 2017, pretende acabar, o al menos reducir en la medida de lo posible, la denominada pobreza energética. Este fenómeno, que en España lo padecen alrededor de cuatro millones y medio de personas, les impide cubrir sus necesidades energéticas básicas debido al alto precio de la electricidad. Hasta esta última reforma, el bono social consistía en un descuento del 25% en el precio de la luz de la tarifa regulada, por lo que estar acogido al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor era el primer requisito. Pero además, debías de satisfacer alguna de estos requisitos: ser familia numerosa, pensionista mayor de 60 años sin ninguna otra prestación, tener todos los miembros del hogar desempleados o una potencia contratada en tu vivienda inferior a 3 kW. En la revisión del año 2017, esta última condición de tener una potencia contratada inferior a 3 kW deja de ser un condicionante para pedir el bono social. Esto tiene un enorme impacto, ya que la gran mayoría de los beneficiarios de esta ayuda podían acceder a ella gracias a este requisito. Sin embargo, algo que no cambia es que es necesario estar acogido a una tarifa regulada, de PVPC o de último recurso como se decía antes. Otra condición que se mantiene de los formatos anteriores es el tope en la potencia contratada, situado en 10 kW. Aunque, también se añade un máximo de consumo eléctrico anual, que asciende hasta los 3.600 kWh para las familias numerosas. En caso de excedernos en este límite, la energía consumida de más se facturará como si no tuviéramos el bono social.

ayuda estatal
El bono social es una medida del Gobierno en la lucha contra la pobreza energética.

¿Quiénes se pueden acoger al bono social?

En la reforma del bono social del año 2017 las condiciones para solicitarlo se complican un poco más. Pero no hay de qué preocuparse, aquí vamos a ver bien detallado todas estas modificaciones para que no haya ninguna duda. En primer lugar, se han dividido los consumidores objetivo en dos grupos: vulnerables y vulnerables severos. La rebaja sobre el PVPC es del 25% y del 40% respectivamente, aunque en el segundo grupo puede alcanzar hasta el 50%. Este descuento se realiza indistintamente de si el cliente tiene contratado discriminación horaria o no. Esto significa que el ahorro en los períodos valle, cuando el precio de la luz es más bajo, se acrecienta, haciendo de las tarifas con discriminación horaria una opción muy económica. Los descuentos solo pueden solicitarse para el consumo de electricidad de la residencia habitual del consumidor o de la unidad familiar a la que pertenece. Tienen una duración de dos años, que pueden ser prorrogables si la familia permanece cumpliendo las condiciones.

Consumidor vulnerable: Según las condiciones publicadas en el BOE, para formar parte de este grupo debemos cumplir al menos una de las siguientes condiciones:
 
Renta familiar inferior a:

  • 1.5 veces el Indicador Público de Rentas de Efecto Múltiple (IPREM) de 14 pagas, en el caso de no formar parte de una unidad familiar o no haya ningún menor en la unidad familiar;
  • 2 veces el IPREM de 14 pagas, si hay un menor en la unidad familiar;
  • 2.5 veces el IPREM de 14 pagas, si hay dos menores en la unidad familiar.

Estar en posesión del título de familia numerosa.

Estar jubilado o con incapacidad permanente, o que todos los miembros de la unidad familiar reciban la pensión mínima. A los indicadores de renta del primer apartado habría que sumarles 0.5 puntos si algún miembro de la unidad familiar tiene una discapacidad superior al 33%, acredita la situación de violencia de género o la condición de víctima del terrorismo. 
Consumidor vulnerable severo Para formar parte de esta categoría has de cumplir, además de alguno de los requisitos anteriores, que el consumidor o la unidad familiar a la que pertenece, presente una renta anual inferior o igual al 50% de estos umbrales. Todos lo que se encuentran en esta categoría tienen un descuento del 40% sobre el PVPC. Pero, para aquellas unidades familiares atendidas por los servicios sociales de su comunidad autónoma o ayuntamiento, la rebaja aumenta hasta el 50%.

consumidores vulnerables
Está destinada para los colectivos con menor poder adquisitivo, familias numerosas, jubilados…

¿Cómo se financia y se solicita?

La financiación del bono social es un tema que siempre ha generado un gran debate a su alrededor. Las cinco grandes comercializadoras de referencia, pertenecientes al mercado regulado, recurrieron ante el Tribunal Supremo el sistema de financiación. Argumentaban que no eran ellas solas quienes tenían que asumir los costes del bono social, estimado en 200 millones de euros anuales. Finalmente, la instancia judicial dio la razón a las comercializadoras de referencia, determinando que los costes debían de repartirse de manera objetiva y proporcional. Así, todas las comercializadoras serán las responsables de financiar el bono social en proporción al número de clientes que tengan. Aquellas más grandes tienen que pagar más dinero que las más pequeñas. Solicitar el bono social es bastante simple, aunque hay que tener presentes un par de cosas. En primer lugar, que para solicitarlo tienes que ser cliente de una comercializadora de referencia, ya que ellas son las únicas que pueden ofrecer tarifas reguladas de PVPC, y con ellas el bono social. Para saberlo tienes que fijarte con detalle en tu factura eléctrica, ya que tienen nombres similares a las comercializadoras del mercado libre. Acto seguido, hay que comprobar que cumples alguna de las condiciones para poder disfrutar del descuento. Una vez chequeado, tienes que pedir ser incluido dentro del bono social. Esta solicitud la tienes que realizar a la comercializadora de referencia, tanto por vía telefónica o en sus oficinas. Para todas aquellas personas que, con la reforma del bono social, no cumplen las nuevas condiciones pero sí las antiguas en un plazo de seis meses serán trasladados automáticamente al PVPC. Por último, tan solo queda ir renovando el bono social para poder seguir accediendo a los descuentos. Está renovación, que tendrá que ser llevada a cabo por los consumidores, se tiene que realizar cada dos años. Excepto de le caso de las familias numerosas, para los cuáles la ayuda estará activa durante todo el período que estén considerados familia numerosa.

ahorro factura de luz
Al final, el bono social es solo una de las muchas herramientas para ahorrar en tu consumo eléctrico.

  En resumen, el bono social es una herramienta para ahorrar en las facturas de luz, aunque no está dirigida a toda la población. Es necesario cumplir uno de los exigentes, y liosos, requisitos para poder acogerse a él. Pero si no cumples las condiciones no tienes de qué preocuparte, existen muchas otras herramientas que te permiten controlar tu consumo de electricidad. Aunque en Enérgya-VM no podemos ofrecerte el bono social, ya que no somos una comercializadora de referencia, lo que sí que hacemos es ofrecer una amplia gama de servicios y planes. De esta manera, encontrarás la tarifa que mejor se adapta a tu consumo.  

 
Extraido del BLOG: www.energiacomprometida.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.