Desplazate por la ciudad sin contaminar

El transporte es un elemento fundamental en la sociedad actual. Todos y cada uno de nosotros nos tenemos que desplazar diariamente, ya sea al trabajo, al supermercado, o a ver un familiar o amigo. Y el medio de transporte más utilizado suele ser el coche particular de cada uno. Sin embargo, este uso excesivo del automóvil empieza a chirriar con la creciente concienciación ambiental de la sociedad.

A día de hoy, todo el mundo recicla y las grandes empresas adoptan compromisos con el medio ambiente. Por ello, está surgiendo un nuevo modelo de transporte, conocido como movilidad sostenible. Su objetivo es incentivar aquellos medios de transporte que contaminen menos. Si quieres saber cómo puedes desplazarte por tu ciudad con el mínimo impacto ambiental posible, aquí lo vas a encontrar.

atasco contaminación atmosférica
Los atascos, esa contaminante rutina de muchos conductores

Desplázate y haz ejercicio

A la hora de movernos por las ciudades, en distancias menores a 5 kilómetros, el medio de transporte más utilizado es el coche. Pero existe una alternativa más económica, sana y ecológica que es muy sencilla, andar. Cubrir cortas distancias caminando es totalmente asumible, y además combina los beneficios de hacer ejercicio y no contaminar.

Otra opción, más rápida por si el tiempo es un factor limitante, es la bicicleta. Gracias a que muchas ciudades están implementando carriles bici, se está convirtiendo es un medio cada vez más seguro y cómodo. Además de mantener el carácter sano y no contaminante de andar. El ciclismo urbano está en auge, y existen numerosas páginas y redes en las que informarse.

Existen bicicletas eléctricas y de pedaleo asistido, para aquellos lugares en los que las cuestas puedan suponer un impedimento al uso de las bicicletas convencionales. Con ellas puedes alcanzar velocidades superiores a los 20 km/h fácilmente.

bicicleta ciclismo urbano
Alquiler de bicicletas urbanas, un servicio en auge

Usa el transporte público

No hay ciudad española que no disponga de una red de transporte público, al menos de autobuses. Aunque ir en bus sí que contamina, si se compara con la que produciría cada usuario en su automóvil resulta insignificante. Más aún con las nuevas flotas impulsadas por gas natural en Madrid, biodiesel en Almería, o los modelos híbridos en Barcelona.

Moverse en autobús evita además uno de los mayores quebraderos de cabeza de los conductores en una ciudad, encontrar estacionamiento. Un enorme beneficio del uso del autobús es que reduce la congestión del tráfico, ya que autobús ocupa menos espacio que los coches necesarios para transportar a sus ocupantes.

Y en las grandes ciudades podemos encontrar también líneas de metro y/o tranvía. Esta alternativa es mucho más ecológica, ya que utilizan motores eléctricos y no de combustión. Otro beneficio es que no circulan por la carretera, sino que tienen su espacio propio. De esta manera, te evitas atascos que sí te tocaría aguantar en el autobús.

Por último, cabe señalar que el transporte público no es sólo más cómodo y ecológico, sino que te permite aprovechar más el tiempo, ya que puedes invertir ese rato en otras tareas como leer, estudiar, ver una serie, etc. Pero, además, es más económico que el automóvil.

metro transporte público
Viajar en transporte público te permite aprovechar el tiempo

Nuevas alternativas

A parte de todas estas formas más tradicionales de desplazarse por una ciudad, hay un boom de nuevos medios impulsados por motores eléctricos. Existen de muy diferentes tamaños, e incluso con diferentes números de ruedas.

Empezaremos por los más grandes, los coches eléctricos. Y aquí se barajan dos opciones, los vehículos particulares y los de alquiler. Porque muchas empresas cuentan con una gran flota de coches eléctricos repartidos por la ciudad. Su alquiler es muy sencillo, normalmente lo puedes hacer desde tu móvil, y puedes beneficiarte de las ventajas de circular con un vehículo eléctrico.

Sin embargo, si cuatro ruedas te parecen mucho, hay una gran cantidad de opciones que solo tienen dos. Las bicicletas eléctricas, con pequeños motores para darte el impulso que a veces puedes necesitar.

Dentro de este grupo se encuentran también los patinetes eléctricos, con autonomía de hasta 40 kilómetros y velocidades cercanas a los 20 km/h. Y otras opciones muy populares también son los segway y los hoverboard, que son aquellos en los que tienes que balancearte para que se muevan.

Y por último, y con sólo una rueda, también existen los monociclos eléctricos. Estos quizás son los que requieren más tiempo de aprendizaje, pero después te permiten desplazarte cómoda y rápidamente en distancias cortas.

peatones caminantes
Los ciudadanos recuperarán sus ciudades

El futuro de una movilidad sostenible y limpia está cada vez más cerca, y en él la electricidad jugará un papel fundamental. Pero para que sea completamente libre de gases contaminantes, esta electricidad debe provenir de fuentes verdes.

Enérgya-VM suministra electricidad de fuentes renovables a sus clientes desde 2007, apostando por el futuro de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.